Quemando cromo – Gibson, William

Quemando cromo

Recopilatorio de 10 relatos cortos de William Gibson escritos entre 1977 y 1985.

Johnny Mnemonic:
Johnny se gana la vida almacenando en su cabeza datos e información de otros. Él nunca conoce esa información ni la clave para acceder a ella. Harto que su último cliente no le pague ni le llame para extraer la información, decide ir a ‘persuadirle’ de hacerlo. Los problemas llegan cuando un asesino de los yakuza mata a su cliente y luego le persigue a él para eliminarlo también. En esta historia aparece por vez primera Molly, quien protagonizará posteriormente un par de libros de Gibson: ‘Neuromante‘ y ‘Mona Lisa Acelerada‘.

El continuo de Gernsback:
El protagonista de esta historia es un fotógrafo. Su jefe le encarga un trabajo sobre construcciones inspiradas en la ciencia ficción de los años 30-40. Decide hacer un recorrido por los principales edificios de la lista que le ha entregado, y es durante uno de esos viajes, cuando tiene la visión de un pesado artefacto volador idéntico a los de las fotografías de diseños futurísticos que le habían mostrado.

Fragmentos de una rosa holográfica:
Al narrador le ha dejado su novia hace poco. Mientras esta en su piso recordándola, encuentra una postal de una rosa holográfica, que decide destruir en la máquina de basura y una cinta con un trozo de grabación de las percepciones sensoriales de su ex novia.

La especie:
Coretti tiene un problema de adaptación social. Suele salir muchas noches a la semana para intentar superarlo, pero no lo consigue. Una noche, se fija en una preciosa chica que le cautiva al instante. La invita a una copa y ésta acepta, cruzan algunas frases y luego ella se va. Coretti decide salir cada noche hasta que consiga volver a encontrarla…

Regiones apartadas:
En esta historia, vemos que la humanidad ha entrado en contacto con una raza alienígena a través de un irrupción en el espacio. La forma de comunicación es relativamente sencilla: una sola persona, en una cápsula, es lanzada al espacio exterior y ésta será absorbida en un espacio de tiempo. Cuando vuelven, al cabo de meses o años, los astronautas llevan consigo la cura del cáncer, cadenas de ADN codificadas desconocidas en la tierra, especies alienígenas y… la locura en el mejor de los casos.

Estrella roja, órbita de invierno:
En un futuro donde Rusia obtuvo la supremacía espacial, nos encontramos con la estación Kosmogrado. Pero por los tiempos que corren, los años de órbita que lleva a sus espaldas y una série de problemas burocráticos, el gobierno soviético decide desmantelarla, por lo que sus ‘habitantes’ deben forzosamente abandonarla en cápsulas de salvamento. Pero no todo el mundo puede irse, no al menos nuestro protagonista, Korolev.

Hotel New Rose:
Aquí nos cuentan cómo es llevada a cabo una extracción de un ingeniero de la Maas Biolabs GmbH en Frankfurt. Éste es tratado a través de una intermediaria, Sandii, quien es la encargada de engañarlo para poder proceder al intercambio y llevarlo a la Hosaka.

El mercado de invierno:
El protagonista, Casey, es un editor de simestim. Un día, en una fiesta de su buen amigo Rubin, conoce a una chica llamda Lise. Ésta le llama la atención por tener una desastrosa enfermedad que la obliga a llevar un exoesqueleto para poder moverse.

Combate Aéreo:
Deke, queda fascinado cuando ve en una galería el juego ‘Spads & Fokkers’, un juego holográfico de aviones creados por la mente donde el objetivo es derribar los cazas del contrincante. En las galerías se hacen apuestas contínuamente, y Tiny, un veterano de guerra en silla de ruedas, es el gran favorito a batir. Durante la historia, Deke conoce a Nance, quien le ayudará con su cometido por introducirse en los circuitos de apuestas.

Quemando Cromo:
Historia protagonizada por Bobby Quine y Automatic Jack. Quien haya leído ‘Neuromante‘ les sonará este par de cowboys de consola. Jack compra un programa rompe-hielos ruso, de uso militar, a el Finlandés, un proveedor/traficante de software y demás. Mientras tanto, Bobby ha planeado dar un buen golpe a Cromo. Juntos, y con el rompe-hielos, harán la incursión en Cromo.

Aporte de aJuanJo

-M-

7 comentarios

Archivado bajo .:: ESCRITORES ::., .:: LISTADO DE eBOOK ::., .:: LISTADO POR GÉNEROS ::., Ciencia Ficción, Gibson, William, Quemando cromo

7 Respuestas a “Quemando cromo – Gibson, William

  1. FaustoZ

    Qué irregular es esta colección de relatos, donde cosas interesantes como Johnny Mnemonic, donde aparece la Molly de la trilogía del Spawn recién “mejorada” (el final de este relato es narrado por la propia Molly en Neuromante, por cierto) y otros relatos que suceden en ese mismo universo más o menos afortunados, conviven con chorradas como Una rosa holográfica o Combate aéreo. Yo también destacaría Regiones apartadas (ya me gustaría que fuera real que algún día existiera una estación espacial decorada por Disney) o La especia, fascintante.

    Hace veinte años me gustó mucho. No recuerdo haberlo leído completo desde aquella primera vez.

  2. angel

    muchas gracias

  3. Nachop

    Suscribo lo que dices, yo solo lo recomendaría a fans de Gibson.

  4. xanetas

    El libro no está mal. pero visto con la perspectiva de los años, te queda claro que el ciberpunk fue una cosa más de marketing y reportajes en la prensa que una corriente literaria importante, capaz de marcar y cambiar las cosas en la ciencia ficción como en su momento hizo la New Wave.

  5. Después de Neuromante y de leer la saga del Sprawl entera, y viendo los comentarios; no parece que esta colección sea un libro muy indispensable pero será interesante de leer.
    A falta de leer otros libros de Gibson, Neuromante es para mí el mejor de todos, su estilo no está muy refinado pero sólo por el tema y la idea de Wintermute lo hacen escalar varios puestos.

  6. ¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas? es una novelaza, es considerada Cyberpunk y una de las más importantes, y eso que fue escrita en los 60. El Cyberpunk más que literaria es una corriente que se extiendió al cine, anime, manga, cómics, juegos de rol… mucho después, pero a partir de ahí es cuando empezó a coger personalidad. Gibson sentó las bases.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s